Las flores de temporada

Las flores de temporada, son las plantas que compramos listas para florecer o ya en flor. Estas solo viven un verano o un otoño, pero dan un esplendor a un macizo que tarda en despertarse o al contrario encarecen el color: ¡Atención¡ son delicadas...

 

Antes de plantarlas...
Escoja las plantas en capullo, mejor que en flor, el efecto duraría menos. Escoja los sujetos que tienen más capullos que flores abiertas. Las plantas en maceta cubiertas de flores, se han criado la mayor parte de las veces en invernaderos , en condiciones muy favorables. Plantándolas, el jardinero se da un gusto. En cambio para los vegetales concernidos, ¡se trata de una agresión en toda regla! Efectivamente, nada las había preparado a las intemperies , al viento, al frescor de las noches, etc. Hay que por tanto aclimatarlas durante algunos días, al pie de un muro protegido de las corrientes de aire, al exterior. Riéguelas tanto como sea necesario para que la tierra no se deseque: esta debe quedarse un poco húmeda al tacto cuando tocamos por encima sin forzar.

Prefiera las variedades que vuelven a florecer durante largo tiempo. Los claveles de la India por ejemplo, formarán capullos a flores hasta las heladas. Algunas plantas florecen en masa pero no forman capullos después: su efecto es limitado. Es el caso de las pequeñas los farolillos llamados « estrellas de Belén », cuyo efecto es fugaz, sobre todo cuando las temperaturas refrescan.

En el momento de la plantación
Las flores de temporada no están destinadas a durar mucho tiempo en el jardín. Inútil prepararlas como si se tratara de un arbusto o de una planta perenne. No desenrede el cepellón, que las fragilizaria aun más. Remueva la tierra para desmigarla totalmente. Esta debe ser grumosa sin bloques compactos. Mezcle con un abono de liberación lenta rico en potasio, sin pasarse de la dosis indicada en el envase. Plante el sujeto, cubriendo de 2 cm la tierra en lo alto del cepellón. En tierra pesada, instale las flores de temporada, no a rás de tierra si no en una loma elevada de 5 cm. No apisone la tierra contra las raíces, riéguela copiosamente: se apisonará por sí mismo.

 

Cuidarlas
Las flores de temporada son frágiles, incluso con buenos cuidados. Es interesante protegerlas cuando se acerque un episodio meteorológico que pudiera dañarlas. Si una tormenta o un chaparrón de granizo están anunciados, cubra las plantas de un velo no tejido. Póngalas un tutor contra los golpes de viento violentos. Quite las flores marchitas para conservar el vigor de la planta. No dude en cortar las extremidades de los tallos si estos se alargan en exceso, para incitarla a ramificarse.

Las flores de estación reciben tratamientos particulares a lo largo de su producción, como productos que les dan un porte más macizo, más denso. Es normal que desarrollándose en el jardín, la planta florecida cambie de forma, se alarga un poco. ¡Es la señal que se esta instalando !

 
M. Jean-Michel GROULT
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854