Las plantas vivaces

Las plantas vivaces, son plantas que duran varios años pero que al contrario de los arbustos y los árboles, no acumulan madera. Es por esta razón que se las llama perennes. Encontrará una paleta extraordinaria de floración y de follajes, pero también de bayas e incluso de colores de otoño. ¡imposible prescindir de ellas en el jardín !

 

Antes de plantar...
La paleta de plantas vivaces es tan larga, que hay que pensar en el efecto que buscamos. Algunas, son conocidas por su facilidad (los aster por ejemplo), otros por su gran talla (las eulalias o los miscantus) y también otras por su floración sin igual (como las gauras). También hay pequeñas joyas muy frágiles, bonitas como las orquídeas con su color refinado. Pruébelas si tiene experiencia, si empieza, escoja valores seguros.

Todos los colores, todos los follajes son posibles: haga su elección asociando tipos variados. Algunas vivaces tienen tendencia a crecer en mata densa y ceñida, como los iris de Siberia, mientras que otras se extienden en anchas matas y pueden volverse invasivas como como la Aegopodium podagraria 'Variegata'. Las grandes plantas vivaces pueden servir de seto estacional (desaparecen en invierno) o guarnecer la parte trasera de un macizo. Las más pequeñas deben colocarse delante de los macizos o a los pies de los arbustos para guarnecer el suelo. Se les llama cubre-suelo porque tienen tendencia a extenderse, como los geranios vivaces.

En el momento de la plantación
La mejor época para plantar las vivaces se sitúa en primavera y en otoño. En climas cálidos, más vale plantarla en otoño para que sus sujetos se instalen durante la estación de descanso. En otras regiones, plante en primavera cuando las más gordas heladas hayan pasado. Más vale plantar cuando la planta está en descanso. Las grandes macetas vendidas en flor hacen un bonito efecto inmediatamente pero no son estas las que le darán más de satisfacciones, ¡créame!

Desenredar el cepellón no es tan crucial para las plantas vivaces como para los árboles y arbustos. Como estas no crean madera, las raíces viven poco tiempo, antes de ser remplazadas por otras. Sin embargo, en un suelo arcilloso o pobre, más vale desplegar las raíces en el fondo del agujero de la plantación, porque estas harán cuerpo con la tierra. Enriquezca la tierra con un poco de compuesto; a las vivaces les encanta. Evite sin embargo el estiércol no descompuesto, que las hará pudrirse. Déles abono a finales del invierno, a las más glotonas, las que forman grandes tallos o grandes hojas.

Cuidarlas
En otoño, a las plantas vivaces les gusta que cubramos el suelo de una capa de hojas muertas. Límpielas a finales del invierno, cuando los brotes jóvenes se formen en la base de los viejos tallos. Preste atención a los ataques de las babosas, que roerán los brotes tiernos.. Un anti babosa a base de fosfato férrico respetuoso de la fauna y del medio ambiente, sera sin duda muy útil.

 
M. Jean-Michel GROULT
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854