Invernar los bulbos el verano

Los bulbos con flores del verano, a menudo, no pueden pasar la estación fría en el exterior, y hay que recuperarlos para poder plantarlos de nuevo el año después. ¡Es la ocasión de hacer sitio en los macizos para el invierno!

Invernar los bulbos el verano
Con grandes o pequeñas flores, las dalias se conservan fácilmente de un año al otro.
Invernar los bulbos el verano
Las canas acaban formado tocones importantes.

¿Guardar o remplazar?

Muchos bulbos con flores del verano han reconstituido sus reservas para el año siguiente cuando las heladas llegan. Bien conservados, estos bulbos pueden volver a servir el año siguiente. Es el caso de las dalias, las canas, las begonias, los gladiolos… Los rizomas de las canas y de las dalias se vuelven incluso cada vez más bonitos y gordos de año en año. Pueden incluso dividirse al cabo de dos años. Son además fáciles de conservar, ya que un sótano fresco les basta, no necesitan en absoluto de la luz para esperar hasta la primavera siguiente.

Para las otras plantas bulbosas de verano como los aros y las gloriosas (o lis de Malabar), conservarlas fuera de la tierra es más delicado, y a veces, es mejor remplazarlas.

Guardarlas bien

La forma más simple es esperar a que las primeras heladas hayan hecho enrojecer el follaje y los tallos de los bulbos de verano. Así, la planta ha recibido el mensaje de ponerse a descansar y no corre el riesgo de querer continuar a crecer una vez arrancada. Y como la floración puede a veces prolongarse hasta muy tarde en algunas regiones, ¡sería una pena privarse! Prevea un local fresco y aireado, pero que no hiele. Demasiado calor y los tubérculos se desecan, demasiada humedad y corren el riesgo de pudrirse. Un sótano a 12 o 15°C es perfecto. Pueden también esperar en el cajón para verduras de una nevera.

Paso a paso

1 Corte los tallos a aproximadamente 10 cm.
Invernar los bulbos el verano
2 Arranque la planta delicadamente para no romper las raíces carnosas.
Invernar los bulbos el verano
3 Sacuda ligeramente para hacer caer los grandes terrones de tierra.
Invernar los bulbos el verano
4 Coloque en una cama de arena o de ceniza, en una caja.
Invernar los bulbos el verano
5 Cubra una parte de la matriz con arena seca o ceniza.
Invernar los bulbos el verano
6 Meta tal cual en el sótano.

Invernar los bulbos el verano

Las que pueden quedarse en la tierra

Algunos bulbos de verano pueden quedarse en la tierra, según la región y el tipo de tierra. Los suelos muy arenosos, en los que el agua nunca se estanca, son los más adaptados a un cultivo en plena tierra anual. Las dalias con flores pequeñas, los gladiolos de Italia o las canas (en donde la tierra no hiele a más de 5 cm de profundidad) forman parte de las flores tuberosas de verano que pueden pasar el invierno en el jardín. Proteja el emplazamiento de las matrices con una capa de hojas muertas de aproximadamente 10 cm de espesor.

M. Jean-Michel GROULT
 
Créditos: Franck Boucourt (excepto indicación en contrario)
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854