Los árboles

Ya se trate de un coloso o de formas que no ocupan sitio, nos gustan porque duran toda la vida. Tienen valor a veces por su follaje, su floración, su fructificacion, su corteza, su silueta y por muchos otros usos. Cada árbol tiene su historia, incluso su personalidad. Pero también tienen sus puntos débiles... ¡como cualquier gigante!

 

Antes de plantar...
Primero verifique que los alrededores no son desfavorables a la presencia de un árbol: canalizaciones subterráneas que proteger, cimientos o baldosas cimentadas a proximidad etc. Algunos árboles tienen raíces mas o menos poderosas. Sin embargo, ¡más grande es el árbol, mas espacio subterráneo ocupara! Verifique igualmente que el árbol no creará una sombra perjudicial. Si pierde sus hojas, y da sombra en verano, lo que es precioso en las regiones soleadas. Si no las pierde (la mayor parte de coníferas, por ejemplo), proyectará durante el invierno una sombra sobre un largo igual da diez veces su altura: ¡mejor pensarlo antes de que la casa se encuentre privada de sol durante el invierno !

Finalmente, una de las cosas importantes en las que hay que pensar es la puesta en escena del árbol. ¿Desea aislarlo en el césped, o combinarlo con otros vegetales para guarnecer la base? En este ultimo caso, vigile de bien escoger los vegetales de acompañamiento, que no deben hacerle demasiada competencia al árbol... pero que deben poder también mantenerse a sus pies a medida que este crece. Algunos árboles como el castaño de las indias o el nogal hacen el vacío a sus pies, y no hay casi ninguna planta que pueda mantenerse. Si esta en este caso, pruebe las flores de elfos (epimedio), y los ciclamenes de Napoles. Algunos árboles, como los manzanos aceptan encantados la compañía a sus pies y es fácil integrarlzs un macizo de plantas a sus pies.

En el momento de la plantación
Trabaje el suelo en profundidad ahí donde piensa plantar el árbol, sacando las piedras encontradas. No dude en descompactar a más de 60 cm de profundidad, con una barra de mina si el suelo es compacto. Es una tarea física que garantiza un buen desarrollo del árbol a largo plazo. Sin esto, en un subsuelo rocoso, el árbol dejaría de crecer, porque no podría progresar en profundidad. No olvide, sobre todo, de poner uno o varios tutores sólidos contra el viento, en todas las regiones.

 

Cuidarlos
Una vez instalados, los árboles no necesitan cuidados. Sólo si existe un problema hay que intervenir: Si se crece demasiado pode el árbol si la especie lo soporta. Una tala severa de las ramas, en la gran mayoría de los casos, desfigura el árbol a vida o le condena a un fin breve. Hay que podar los árboles desde su juventud si quiere limitarlos. Si una rama se rompe, córtela de forma neta, a 10 cm por debajo de la herida. En cambio, inspeccione regularmente la corteza. Si se fisura, emite goteos o sabia, es que hay un problema. El diagnóstico no es nunca fácil pero sepa, que de todas formas, es difícil salvar un árbol...

 
M. Jean-Michel GROULT
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854