Plantación de un árbol que será muy grande

Los árboles gigantes nos hacen soñar porque ¡una vez plantados, están en la tierra por mucho tiempo! La plantación en sí misma no es difícil, pero hay que tomar precauciones, ¡teniendo en cuenta su futuro desarrollo!

Plantación de un árbol que será muy grande
Nada más majestuoso que un árbol gigante, pensar en que hay que plantar para las futuras generaciones!
Plantación de un árbol que será muy grande
Este sequoia sólo tiene un siglo, ¡y ya mide más de 50 m de alto!

Cuando pensamos en un árbol gigante, el sequoia nos viene en seguida en mente. Pero el pino de Jeffre, el ginkho, platanero de Oriente y otros árboles pueden llegar fácilmente a los 40 m de alto, es decir, la altura de un edificio de 13 pisos. La altura adulta de estos árboles no es muy conocida en nuestras latitudes, porque se toman mucho tiempo en llegar a la madurez y muchos de ellos han sido plantados hace poco.

¿Lo sabía?

Los sequoias que vemos en los grandes parques de Europa no han llegado a su edad adulta, porque los más viejos tienen apenas 250 años, ¡están aún en su infancia!

Plantación de un árbol que será muy grande
El pequeño pino se hará grande, ¡e incluso gigante!

El espacio: a gestionar correctamente

En el momento de la plantación un árbol gigante puede ser muy pequeño; ¡todo empieza con una semilla! El espacio al que hay que pensar, es por supuesto, al de un árbol después de un cierto tiempo. Los cedros, por ejemplo, crecen al principio mucho en anchura, mientras que los eucaliptos lo hacen a la vertical. Un buen sitio para plantar, para un árbol gigante, debe estar alejado de los edificios (al menos 30 metros, incluso más si es posible), las canalizaciones (al menos 10 metros) y las líneas eléctricas (al menos a 50 metros). En un sitio muy exiguo, corre el riesgo de deber abatir el árbol antes de tiempo, como se puede ver a veces…. ¡y es una verdadera pena!

Al principio, el árbol no le supondrá ningún problema de sitio. Acompañe a su sujeto con plantaciones decorativas, porque va a parecer un poco raquítico al principio si lo deja aislado. Alrededor del árbol, pero a al menos 70 cm de este, plante por ejemplo asters o vegetales cubre suelos. No solo esto le hará esperar, sino que además, esta le dará una protección natural a su árbol. Con el tiempo, el árbol va a agrandar su dominio en el suelo que se desnudará por debajo, lo que es completamente normal.

Le agujero de plantación: ¡enorme!

Imaginamos mal a un gigante mantenerse sobre sus pies si son liliputienses. Las raíces de un árbol gigante deben estar perfectamente ancladas en el suelo, y para ello, tienen que tomar posesión de su sitio a medida que el árbol crece. Haga, por tanto, un agujero de gran talla, e 1 metro de un lado si puede, y sobre todo, hasta 80 cm de profundidad, incluso más. Enriquezca la tierra con grandes cantidades de mejoradores de suelo compuesto (olvide la turba, que no está adaptada a este uso). Cuanto más rica, fértil y profunda sea la tierra, más el árbol crecerá rápido y alto.

Plantación de un árbol que será muy grande
Haga un agujero ancho y profundo.
Plantación de un árbol que será muy grande
No ahorre en el mejorador del suelo, y el abono compuesto.

Riegue sin falta

Durante los 3 a 4 primeros años, riegue regularmente su árbol. Cada 10 días el primer año, dos veces al mes, el segundo, y así hasta que desacostumbre al sujeto. Debe arreglárselas solo porque en caso de una gran sequía, sería inconcebible regar un gran sujeto.

¿Y en maceta?

Un gigante en maceta, será un gigante… enano. Las sequoias, los ginkgos y todos los otros árboles van muy bien en maceta, en las que pueden vivir durante siglos. Pero tendrá que dar forma de bonsái, con los trasplantes cada año y una poda destinada a hacerlos enanos.

M. Jean-Michel GROULT
 
Crédits photos: Franck Boucourt (Sauf mention contraire)
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854