La rusticidad de los vegetales

rusticidad

La resistencia al frio varía según las plantas
No todas las plantas son iguales frente al frío. Basta con olvidar una maceta de Pelargonium (el geranio de los balcones) una noche en la que el termómetro baje a temperaturas bajo cero para darse cuenta de ello. A las plantas que no soportan las heladas se las llama no rústicas. Es el caso de casi todas las plantas de interior así como de las plantas con flores que cultivamos como anuales. También son no rústicas las plantas que hay que meter en un interior caldeado durante el invierno, como las daturas (Brugmansia) y las buganvillas.

Las plantas no rústicas o que temen al frío
Para las otras plantas, las cosas no son tan fáciles. Pueden efectivamente resistir las heladas, pero a temperaturas diferentes. Tomemos como ejemplo el olivo: resiste fríos que llegan a -12°C. Si el invierno es más frío puede morir. Pero todo depende de la forma en la que se ha plantado y del tipo de frío que soporta. Una planta que ha sido instalada tardíamente en la estación, no ha tenido el tiempo de formar su sistema de raíces lo suficientemente; no está suficientemente armada para el invierno y empezara a sufrir con los fríos moderados. Si su tierra retiene la humedad, las plantas sufrirán más el frío: un suelo húmedo conjugado con un frío que dura mucho tiempo sera fatal para numerosas plantas. La misma planta, sometida a las mismas intemperies pero con un suelo bien drenado, sufrirá mucho menos, sin duda alguna.

rusticidad

Escoja bien
Escoja sus plantas en función de su resistencia al frío y no olvide que cualquier región sufre condiciones meteorológicas excepcionales. Si casi nunca se llega a -15°C en vuestra casa, las plantas que resisten hasta -20°C no tienen nada que temer, pero si los inviernos no bajan más de -12°C y usted pone una planta que resiste hasta -10°C (un Agapanthus, por ejemplo), corre el riesgo de encontrarse su planta helada más tarde o más temprano. La rusticidad no es por tanto una ciencia exacta: la temperatura límite de rusticidad de una planta constituye una buena indicación, pero no una garantía absoluta.

No se puede aumentar la resistencia natural de una planta al frío, excepto si la manipulamos genéticamente. Así que es inútil esperar que una palmera canaria crezca en plena tierra y al exterior a 1.000 metros de altitud. En cambio, puede proteger sus plantas durante el invierno de distintas formas.

M. Jean-Michel GROULT
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854