Los diferentes tipos de plantas

Todo lo que es herbáceo no es un árbol!

Las plantas herbáceas

Las plantas herbáceas
En botánica, se denominan herbáceas todas las plantas que no forman madera y que, por tanto, tienen tejidos tiernos. Las prímulas, los tomates o los helechos son algunos ejemplos entre tantos otros. Por supuesto, la hierba común o césped, es decir las plantas de la familia de las gramíneas (el fetuque, miscanthus, el trigo etc) son plantas herbáceas. Igualmente, los bananeros, los bambúes y las palmeras son, según la botánica, hierbas gigantes. Con excepción de estas plantas particulares, las plantas herbáceas llegan raramente a grandes tallas comparadas con los árboles.

Por otro lado, las plantas herbáceas pueden vivir uno o varios años. Si solo viven un año (como los tomates o las rosas de la India) se las llama anuales. Si viven dos años (como la dedalera común) son bianuales, y cuando viven varios años se las llama vivaces o perennes. Existen vivaces con una vida corta que en la práctica son como plantas perennes, pero hay que remplazarlas cada dos o tres años aproximadamente.

 
Los arboles

Los arboles
La situación es afortunadamente menos complicada que con las plantas herbáceas. Un árbol vive muchos años. El Pinus aristata, por ejemplo, es a menudo considerado como el árbol que vive más tiempo... ¡y que crece más lentoo!

 

Los arbustos

Los arbustos

Son plantas a medio camino entre las plantas herbáceas y los árboles. Los arbustos forman madera; basta con cortar un tronco de lavanda para distinguir los anillos de crecimiento, como en los robles o en los pinos. Pero los arbustos se quedan en una talla inferior a la de los árboles. En general clasificamos como árboles todas las plantas leñosas que sobrepasan los 6 metros y como arbustos los otros vegetales leñosos de inferior talla. Esta distinción es completamente arbitraria y no corresponde a cualquier realidad en la naturaleza. Por ejemplo, ciertos arbustos forman verdaderos árboles (la lila de las indias o Lagerstroemia, llega a 8 m en condiciones excepcionales) mientras que ciertos árboles, al contrario, se pueden quedar en estado de arbusto si su situación es desfavorable.

Para complicarlo todo, el nombre de ciertas plantas incluye la palabra árbol, mientras que se trata a veces de arbustos, incluso de plantas herbáceas. El Leycesteria formosa (purple rain), la menta en árbol (Escholtzia) o el árbol de las mariposas (Buddleja) no son verdaderos árboles, mientras que el árbol de los pañuelos (Davidia) si forma un auténtico árbol.

 
Las lianas o plantas trepadoras

Las lianas o plantas trepadoras
Estas forman tallos finos en relación a su longitud. Una gran clemátide no sobrepasa jamás 1 cm de diámetro, y una venerable begonia llegara a 10 cm de diámetro. En la naturaleza las lianas corresponden a plantas que se cuelgan a las otras para ir a buscar la luz. Existen lianas anuales.

 
Las plantas de bulbo

Las plantas de bulbo
Estas tienen reservas subterráneas carnosas, como la cebolla y el tulipán. La forma de la reserva es muy variada desde el punto de vista botánico, y según los casos hablaremos de cormos, rizomas o raíces tuberosas. No es necesario conocer las diferencias necesariamente, sino saber simplemente que en todos los casos la planta almacena reservas bajo tierra y que, para mantenerse, debe poder reconstituir nuevamente sus reservas cada año.

 
M. Jean-Michel GROULT
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854