¿Qué hacer contra los topos ?

Asiduos de los jardines, los topos pueden destrozar un césped y exasperar al jardinero. ¿Pero, sabe usted que también nos hacen favores? ¡Le presentamos algunas soluciones para afrontar estos particulares habitantes!

¿Qué hacer contra los topos ?

Toperas

Un animal útil

A pesar de los destrozos que causa en el césped creando toperas, el topo caza los gusanos del suelo, los que roen las plantas por debajo: abejorros, tipulas,, gorgojos (cuyos adultos perforan el borde de las hojas), gustano hilo de hierro (la larva de un coleòptero que causa destrozos en las plantas jóvenes), etc. De cierta manera, el topo limpia el suelo, aún si mordisquea también algunos gusanos al pasar. Nunca roe las plantas, al contrario del topillo que hace unas galerías cortas

El topo defiende su territorio de los otros individuos de su especie. Para ganar un territorio no ocupado, los topos pueden reptar por el suelo sobre una superficie dura unos metros para colonizar un terreno libre.

Espacio restringido

La mejor forma de gestionar los topos del jardín, es buscar la forma de convivir con ellos. En los macizos, el paso del animal es raramente molesto. Es en el césped y en el huerto que genera problemas. Donde las plantas no se han regado circula menos. Puede ser interesante no regar el césped, para economizar agua durante el verano, y de paso disuadir a los topos de venir. Puede también acostumbrarse a poner hojas muertas en un gran montón, directamente en suelo. Los topos colonizarán este espacio estarán menos tentados de ir a explorar el resto del jardín, menos interesante para ellos que la tierra fresca bajo las hojas.

¿Qué hacer contra los topos ?

Euphorbia lathyris / Repulsivos a ultra

¿Los repulsivos sirven para algo ?

Las plantas que se venden como espanta-topos (el Tartago o Euphorbia lathyris, la corona imperial o Fritillaria imperialis, la incarvilléa...) no sirven de nada. Los repulsivos malolientes a poner dentro de la galería, tampoco son efectivos. El topo es insensible a los olores y, cuando encuentra un molestia en la galería, la tapa, ¡simplemente!

Los repulsivos a ultra sonidos y sus equivalentes caseros (botella en un piquete, plaga de palos chasqueando al viento etc) alejan los topos durante un tiempo. Pero el ruido repetitivo acaba por convencer al topo que no hay ningún peligro y termina por volver.

Las soluciones caseras a evitar

Una creencia tradicional dice que los topos son hemofilicos, lo que es falso. Aun hoy día recomiendan poner objetos cortantes en las galerías, como tallos espinosos, trozos de cristales etc. Es completamente inútil porque el topo no entrará. Sin embargo ¡usted corre el riesgo de herirse el día que remueva le tierra en esta zona.

¿Qué hacer contra los topos ?

Como último recurso

Si no hay forma de que conviva con un topo, la única solución es poner trampas. La mayor parte de las trampas son fatales para el animal, pero existen algunas que solo hieren, que no matan al bicho. Basta con liberarlo a una buena distancia. Pero que los mate o que los aleje, los topos siempre volverán a su jardín...

M. Jean-Michel GROULT
 
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854