Los caracoles

Primo de las babosas, tiene un comportamiento bastante diferente. En los jardines en los que abundan los caracoles, nos encontramos a menudo con pocas babosas, y vicebersa. ¡Pero también causan verdaderos problemas !

Los caracoles

Los caracoles

Los síntomas

Son los mismos que los causados por las babosas. Como estas, los caracoles dejan detrás de si trazas de mucus. Dejan también heces, lo que permite, con un poco de costumbre, el diferenciarlos sin ni siquiera verlos. Hurgando en la planta atacada, encontramos generalmente el caracol responsable. Si no encuentra nada, es que se trata de una babosa o de otro devastador.

Su ciclo

Los caracoles pueden vivir muy viejos : una vez que llegan a la edad adulta, no comenten sin embargo muchos más daños. Abundan en los sitios pedregosos y en terrenos calizos y, se reproducen durante el verano. Algunos caracoles se alimentan de materias muertas (algunos incluso comen el papel húmedo).

Cómo luchar

Los caracoles se combaten de la misma forma que las babosas, con la ayuda de granulados a base de fosfato férrico, que sin embargo es menos eficaz. Las trampas que se entierran y se llenan de cerveza son eficaces. Más vale evitar el utilizarlos donde hay muchos cárabos, unos insectos útiles y en via de rarefacción, que se ahogan igualmente en la cerveza. En tiempo seco, los caracoles se meten en estado de descanso prolongado y no sirve de nada intentar cazarlos.

Los caracoles, como las babosas, se combaten con la ayuda de un predador natural, un nematodo parásito llamado Phasmarhabditis. Caro, (varios euros por m ² tratado) este tratamiento es eficaz con la condición de respetar estrictamente las reglas indicadas por el fabricante. Hay que renovar periódicamente, ya que las babosas y los caracoles de los alrededores vienen a colonizar los sitios que se han quedado libres.

Cómo evitarlos

Los moluscos con cáscara aprecian los montones de tierra, los muros y toda materia dura a la que se pueden pegar con toda seguridad. A proximidad de los sitios sensibles (huerto o macizo con plantas tiernas), hay que por tanto evitar la proximidad de estos materiales. En los jardines frecuentados por los pájaros , más vale dejar piedras planas bien a la vista. El zorzal común viene para romper la cáscara de los caracoles que caza en el jardín, ! lo que le ha valido a estas piedras el título de « fragua del zorzal » !

Bueno a saber

No sirve de nada tirar los caracoles a la casa de su vecino por encima de la valla. Contrariamente a las creencias, el caracol es muy móbil (como las babosas) y puede recorrer 100m en unos días. Una vez en casa de su vecino, no tardará a volver a su casa. ¡ y de todas formas, ¡tiene todas las de ganar a que su vecino haga lo mismo !

M. Jean-Michel GROULT
 
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854