Poda de los groselleros y casis

Estas pequeñas frutas son fáciles y necesitan un poco de podadora, una vez cada dos años aproximadamente, para conservar su vigor, en caso contrario envejecen y dan menos frutos. ¡La poda no tiene ningún misterio, no se prive!

Poda de los groselleros y casis
Para coger las grosellas, no olvide de podar.

Rama joven mejor que madera vieja

Los groselleros y casis son arbustos. No forman un tronco principal si no muchas ramas que salen de un único punto a ras de la tierra. Para mantener estas pequeñas frutas con buena salud, hay que animar las ramas a renovarse. Las frutas más gordas y los racimos más abastecidos se forman en los tallos bastante jóvenes, formados el año anterior. Podando este año, ¡trabajará sobre la cosecha del año siguiente!

Cuándo podar

La época ideal de la poda de los groselleros y casis se sitúan entre noviembre y febrero, pero es posible podarlos un poco antes o después de este periodo si los arbustos no se reproducen o si no le queda otra solución. También es posible podar después de la cosecha, pero el resultado no será tan bueno que si hace la poda en invierno. Del lado del tiempo, los groselleros y casis pueden podarse con cualquier climatología, aún si más vale no hacerlo durante las heladas.

El buen momento para podar llega cuando las plantaciones tienen al menos 3 años. Las ramas viejas empiezan a acumularse, hay que pensar en renovarlas.

Poda de los groselleros y casis
Retire las ramas más viejas.

El método

Estos arbustos se podan por un corte de las ramas más viejas, todos los años. Este método tiene la ventaja de no ocasionar un año sin cosecha, ya que los tallos nuevos se forman cada año. Solo le hace falta localizar las ramas más antiguas. Su corteza es más apagada que las otras, están más ramificados y a menudo tienen un poco de musgo. Córtelas al ras, sin retirar más de la mitad de las ramas de una mata.

Recorte aproximadamente un tercio de las ramas del año precedente, si son muy largas y sobrepasan las del resto del matorral. Deje crecer los brotes que aparecerán en la base de los sujetos durante el verano: ¡representan el porvenir!

Poda de los groselleros y casis
Acorte los tallos jóvenes demasiado largos.

Una alternativa radical

Consiste en efectuar un corte al ras cada 3-4 años, para regenerar toda la ramificación, pero tendrá un año sin cosecha; Es, así todo, una buena solución para rejuvenecer un sujeto que hemos dejado solo muchos años.

A cada variedad su poda

Los casis y los groselleros tienen sus preferencias, aunque el principio es idéntico para todos.

Poda de los groselleros y casis

Casis

Puede podarlos un año de cada tres porque acumulan menos madera vieja que los groselleros. En los jardines pequeños, deje las ramas estirarse, aún si solo conserva que 4 o 5 por pie, para que ocupen menos sitio en el suelo.

Poda de los groselleros y casis

Grosellero espinosos, Rives uva crispa

Los groselleros con grandes frutas forman pocas ramas desde la base, pero estas son muy ramificadas. Efectúe cada año una poda ligera destinada a mejorar la difusión de la luz. Retire una parte de las ramas giradas hacia el interior. Corte al ras las ramas pequeñas poco vigorosas y tortuosas porque no son las que dan frutas.

Poda de los groselleros y casis

Grosellero rojo

Tienen las mismas preferencias que el casi. Efectúe una poda severa en las ramas viejas para favorecer la formación de ramas jóvenes.

El liquen, invitado frecuente

IAparece a menudo sobre las ramas de los groselleros espinosos más que sobre los casis o groselleros a racimos. No representa un verdadero problema. Contrariamente a lo que se cree, no es el liquen el que reduce el vigor del sujeto, ¡si no la falta de poda! Efectivamente, si el liquen tiene tiempo de aparecer, quiere decir que las ramas no han sido renovadas desde hace mucho tiempo. Bien podar los groselleros ¡hará que todo se ponga en orden naturalmente!

M. Jean-Michel GROULT
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854