De la forma de cabeza de gato a un árbol

¡Un nombre extraño el de cabeza de gato para un árbol! Se trata de un método antiguo para conservar un árbol con una forma pequeña, lo veíamos mucho antes en el campo, u vuelve de nuevo a nuestros jardines.

De la forma de cabeza de gato a un árbol
Sauces podados en cabeza de gato en una pradera.

El principio

Un árbol podado en forma de cabeza de gato es un árbol que tiene un tronco clásico pero que descopamos muy regularmente y siempre en el mismo nivel. El árbol forma unos brotes que hacen engordar la cabeza o copa, de ahí el nombre. Originalmente este árbol servía para hacer forraje supletorio. Pero es muy decorativo en un jardín, y tiene muchas ventajas...

De la forma de cabeza de gato a un árbol
Sauce formado en cabeza de gato con un tronco corto.

En boga

Un árbol con la forma de cabeza de gato tiene verdaderas ventajas. El sitio que ocupa es constante, es decir, que no tendremos miedo de que coja un volumen desmesurado. Incluso en un jardín pequeño podemos prever plantar un árbol al que daremos la forma de cabeza de gato. Su silueta es muy elegante, incluso en invierno. A los pájaros les gustarán las ramas densas para anidar. Como el árbol no tiene ramas muy altas, no presenta ningún riesgo de cara a las tempestades o vientos violentos.

¿Cómo hacerlo?

Plante el árbol de su elección, con la condición de que la especie tolere el tratamiento en cabeza de gato. Déjelo engordar hasta que el tronco llegue a 5 cm de diámetro. En ese momento, entre finales de enero y mediados de abril, corte el tronco a la altura que desea formar la cabeza. A menudo, una altura de 1.50 m es adaptada; la cabeza es accesible cuando hay que podarla y las ramas no son demasiado bajas. Puede cortar el tronco entre 1 m (es más engorroso porque es más bajo) y 2 m (las ramas son más accesibles. Después corte todas las ramas a lo largo del tronco, y deje a la naturaleza hacer el resto. Numerosas ramas van a aparecer justo al final del tronco. Dos años después, corte todos los brotes al ras (deje 2 cm a la base de cada una), y así todos los dos a tres años. ¡Es todo!

De la forma de cabeza de gato a un árbol
Aparición de brotes después de haber cortado el tronco una primera vez.
De la forma de cabeza de gato a un árbol
Cuidados de un árbol en cabeza de gato.

¿Qué especies?

Todos los árboles reaccionan vigorosamente a una poda severa formando unos bonitos brotes a los que pueden formar en cabeza de gato. Los sauces son los más comunes, sobre todo que realza la joven corteza colorida. Los álamos, los, los alisos, los eucaliptos y los arces son otras de las especies que se adaptan bien a esta poda. A los roble, los tilos y los fresnos se les puede dar esta forma, pero hay que podarlos menos a menudo (cada 4 – 5 años únicamente) y muy cuidadosamente.

Los árboles con hojas perennes (magnolias…) y las coníferas no están en absoluto adaptados a la poda en cabeza de gato, que no debe preverla para este tipo de especias.

De la forma de cabeza de gato a un árbol
Sauce viejo en forma de cabeza de gato (con tres troncos) un mes después de la poda.

A savoir

Un árbol con forma de cabeza de gato puede vivir más de 200 años, si lo poda al menos cada tres años al menos.

M. Jean-Michel GROULT
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854