Poda de la glicinia

Esta bonita liana es muy vigorosa y a veces horma más hojas que flores. No se preocupe: siempre acaba por gotear muchas flores. Pero una poda adaptada acelerará la subida de las flores y dará una estructura que la hará durar… ¡siglos!

Poda de la glicinia
Cuando una glicinia empieza a florecer ¡ya está!
Poda de la glicinia
Una glicinia bien podada, lista para florecer.

El buen momento

Se puede podar la glicinia en dos épocas del año, o en invierno, cuando los brotes empiezan a hinchar, o en verano (de finales de julio a mediados de septiembre). En los dos casos la poda consiste en recortar severamente los brotes que se alargan como hilos. No hay nada complicado. Para limitar el desarrollo de la glicinia, puede también escoger podarla justo después de la floración, pero tendrá que podar de nuevo, dos meses más tarde, para limitar los rebrotes.

Poda de la glicinia
Las finas ramas con pocas hojas se deben cortar severamente.

¡Muy cortos, las finas ramas!

Cuando la glicinia sea joven o vieja, pode todos los sarmientos. Los tallos le sirven sobre todo a agarrarse, y no llevan nunca un capullo de flor. No los corte al ras, si no después de la tercera hoja bien formada, empezando desde el punto de nacimiento. A finales del invierno, busque el nivel de corte mirando los brotes; los que están redondeados deben conservarse, los que son finos y puntiagudos están en la parte a cortar. Esta poda basta a animar la glicinia en la preparación de capullos de flores en el curso de la estación que llega.
Si su glicinia está en curso de formación y que no ha cubierto toda la superficie que desea, conserve las ramas finas en la extremidad del ramaje, para dejar que se extienda más tarde.

Poda de la glicinia
La poda de la glicinia en verano es más complicada por culpa del follaje.

Mantenga el pie limpio

Corte al ras los retoños que se forman en la base del tronco, incluso si le parecen vigorosos. Retírelos de nuevo cuando reaparezcan en la primavera verano. Las glicinias están injertadas la mayor parte del tiempo. Descuidar los retoños de la base le condena a ver la variedad salvaje tomar el control.

À saber

Los deshechos de la poda de la glicinia se compostan muy bien Son también un excelente empajado. La glicinia de china y la glicinia de Japón se podan de la misma forma.
La glicinia es muy difícil con los esquejes y de todas formas el resultado son unos individuos enclenques; injertarla no es nada interesante.
Verifique periódicamente el buen estado de la estructura portadora, esta trepadora es pesada y tiene la fuerza para torcer los elementos metálicos más sólidos. Si la estructura muestra signos de debilidad, refuércela.

M. Jean-Michel GROULT
 
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854