Al descubrimiento de los bonsáis

¿Y si cultivara un bonsái? ¿Y por qué no varios? ¡Podría incluso crearlos usted mismo a partir de una planta joven!

Al descubrimiento de los bonsáis

El cultivo de los bonsáis no es complicado, ni reservado únicamente a una élite. Se trata simplemente de estar atento a las necesidades de la planta, y de un poco de sentido común. Para ello, es esencial entender las necesidades vitales de la planta, y por tanto tener las nociones básicas como las necesidades de agua, luz, alimento...
Evidentemente, aprenderá las técnicas y los gestos con el tiempo, por su propia experiencia, cogiendo consejos en los fórums, hablando con profesionales, en un club cerca de su casa... igualmente, al principio no tiene que fijarse un objetivo demasiado alto, y empezar con especies que tienen fama de ser fáciles, como el arce de Japón, el olmo chino o, el juniperus. Y no olvide que ¡también cometiendo errores aprendemos!

El bonsái es un árbol cultivado en una maceta, según un arte practicado desde hace siglos en China y en Japón, y que consiste en obtener gracias a unos cuidados apropiados una silueta perfectamente natural, en miniatura. Las operaciones de poda, de trasplante y de formación, permiten obtener un equilibrio entre la maceta y el árbol y un porte armonioso.
Como cualquier árbol en maceta, su cultivo requiere unos cuidados particulares; riego, fertilización, exposición y formación.
El bonsái es una obra de creación personal, que procura la extraña sensación de olvidar su propia talla para refugiarse por medio del pensamiento bajo sus ramas. Gracias a los cuidados que le dará a lo largo de los años, se parecerá totalmente al modelo que hubiera escogido en la naturaleza.

La mayor parte de los bonsáis son árboles de exteriores. Necesitan el cambio de las estaciones para poder generar sus reservas cada año. Esto nos da a entender que ¡no pueden, en ningún caso vivir en un piso! Les dará un rincón de su jardín, de su terraza o de su balcón. Para vivir, necesitan el sol, la lluvia, el viento... como todos los árboles.
Los bonsáis a los que llamamos de interior, temen las heladas, pero deben ponerse al exterior cuando hace buen tiempo.

Solo abordaremos en los capítulos que siguen los principios de base que le permitirán empezar rápidamente su cultivo, pero el arte del bonsái, al ser infinito, lo que podemos aconsejarle es que se documente por medio de los fórums, obras especializadas, salones, clubs de bonsáis...

 
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854