El trasplante de los bonsáis

El trasplante es una etapa importante y delicada en el cultivo de los bonsáis. Permite renovar el sustrato que tiene tendencia a empobrecerse y aplastarse con el tiempo, y también estimular las raíces para renovar una parte de la cabellera raigal.

El trasplante de los bonsáis

¿Con qué frecuencia debo trasplantar mi bonsái?
Generalmente cada dos años en un sujeto joven, y cada tres a cinco años en un sujeto más viejo. El trasplante es una fuente de juventud para el bonsái, pero sólo debe practicarse en un sujeto vigoroso. Si su bonsái no está muy en forma, una alternativa consiste en plantarlo en plena tierra, en su huerto por ejemplo, durante unos meses, o todo un año. Así cogerá fuerzas ¡y estará en forma para el trasplante!

¿Qué sustrato debo utilizar?
El sustrato debe tener dos calidades principales; retener el agua, y drenar bien. El akadama posee estas dos propiedades, pero a menudo es difícil encontrarlo. También podremos hacer una mezcla a partes iguales de tierra arcillosa, de arena y de mantillo, o bien, una mezcla de sustrato hortícola y de zeolita. Por supuesto, tendrá que ajustar la mezcla en función de su región: escoger un sustrato muy drenante en las regiones húmedas, y al contrario, favorecer la retención del agua en las regiones cálidas y secas. Adaptaremos igualmente el sustrato a las necesidades específicas de la planta. Para las especies como las hayas, el pino o el junípero, mezcle igualmente con el nuevo sustrato un poco de la tierra antigua que contiene micorrizas esenciales al buen desarrollo de las raíces.

¿Qué contenedor debo escoger?
Existen multitud de macetas para bonsáis, simples o muy decoradas, redondas, rectangulares, con distintas profundidades y colores. No es fácil encontrar una, sobre todo que los precios pueden subir rápidamente.
Un principio de base consiste en respetar un equilibrio entre la forma general de su bonsái y de la maceta: escogeremos un corte que deberá sobre pasar ligeramente los 2/3 de la mayor dimensión (altura o anchura) del bonsái. Por ejemplo, para un bonsái más ancho que alto, el corte será ligeramente más grande que los dos tercios de la anchura del bonsái.
Hay que tener en cuenta que la maceta sirve a exaltar el árbol, pero también que debe escogerse en función del clima : Por ejemplo será difícil cultivar un bonsái en una maceta muy llana en un clima cálido y seco porque la evaporación sería demasiado rápida.

 
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854