Las frutas deformadas

¿Las manzanas y las otras frutas tienen una apariencia deformada, torcida ?. Se trata de una enfermedad, que encima es contagiosa : la sarna (venturia inaequalis). Esta no pone en peligro al árbol, ¡pero su cosecha no es nada apetitosa !. Nos da sobre todo problemas en las manzanas, las peras y en muchas otras especies frutales.

Las frutas deformadas

Las frutas deformadas

Los síntomas

En el momento de la cosecha, nos damos cuenta de que un buen número de frutas tienen unas manchas castañas o un aspecto acorchado. Su piel está deformada alrededor de estas manchas y toma incluso un tinte rojizo o anaranjado. Los manzanos cuyos frutos están afectados muestran igualmente unas manchas irregulares de color marrón en las hojas, síntomas que confirman la presencia de la sarna.

Su ciclo

La sarna es una enfermedad causada por un hongo que se manifiesta muy pronto en la temporada, poco después de la eclosión de las yemas. En este momento, las esporas del hongo (unos gérmenes microscópicos) germinan sobre las hojas en crecimiento, al igual que sobre los frutos muy jóvenes. El hongo se desarrolla al nivel de la piel (la epidermis de las hojas y frutas), sin perjudicar al resto. Esto explica por qué las frutas y hojas portadoras de la enfermedad no se caen. La sarna se transmite por las hojas muertas caídas al suelo y que pasan todo el invierno a los pies del árbol. Si no se hace nada, la enfermedad se amplifica año tras año.

Cómo luchar

Una vez la enfermedad declarada, no es posible curar los frutos afectados. Hay que, por tanto, intervenir antes de este estado, desde la primavera, justo después de la floración. En este momento, una pulverización de azufre mojable, de caldo bordelés o de otro producto fungicida evitará el ataque de la sarna.

Cómo evitarlo

Para impedir la propagación de la enfermedad, lo mejor es recoger las hojas muertas del vergel y de ponerlas a descomponerse a distancia (al menos 100 metros). Como esto es difícilmente realizable, la alternativa consiste en plantar variedades de manzanos resistentes a la sarna. Muchas variedades recientes ofrecen esta ventaja.

La sarna es una enfermedad típica de los vergeles que no se cuidan. Los áboles poco cuidados o mal podados pierden su vigor y se vuelven vulnerables a las enfermedades de todo tipo. Aparte de la sarna, podemos, por ejemplo, encontrarnos con las frutas momificadas, los ataques de los pulgones lanígeros y líqunes en abundancia. Piense por tanto en cuidar sus árboles furtales : ¡se evitará muchos problemas !

Bueno a saber

La sarna es una enfermedad cuya virulencia se incrementa a lo largo de los años a causa del uso intensivo de pesticidas. Plantar una gran diversidad de variedades en su vergel (cuando tenemos diponibilidad de espacio) es una buena manera de evitar los ataques fuertes.

M. Jean-Michel GROULT
 
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854