El douglas : de la explotación a la valorización

Actualizado el 12-03-2018

La explotación es la primera etapa de transformación y de valorización de la producción.
La tala rasa de un rodal tiene como objetivo el obtener un máximo de madera y/o leña posible.

La explotación del Douglas no sólo interviene en el momento de la tala rasa.

Durante el ciclo de producción es esencial efectuar:
- realización de aclarados para permitir desarrollarse al resto del rodal.
- la tala con el objetivo de producir madera de calidad

Objetivos:

- Silvícolas : Permite la renovación del rodal indispensable para el mantenimiento del patrimonio (talas de regeneración y reconstitución) y el crecimiento de los futuros árboles (aclarado) y la producción de una madera de calidad (talas).
- Económicos : Permite un aporte financiero para el propietario al igual que un aprovisionamiento para el sector.
- Medioambientales y sociales : Contribuye al mantenimiento de la biodiversidad, a la protección de los suelos, al respeto del medioambiente (emancipación de ciertos tratamientos debido a su imputrescibilidad) al igual que acoger al público (cosecha, paseos, bicicleta...).

Aplicación del plan:

Está compuesta de una sucesión de obras:
Planificación de las operaciones: Elección del periodo y método de intervención.

Marcaje de talas: Consiste en identificar de forma clara los árboles antes de ser recolectados o en delimitar las parcelas. El marcaje se hace o con un hacha o con pintura. Para que sea eficaz este debe estar orientado de forma que sea visible por las máquinas. Para las talas de claros, el marcaje es determinante para el porvenir del bosque, ya que es el momento en que los árboles con mayor potencial son conservados.

Cubicación: Es la estimación del volumen que permite una aproximación del rendimiento. Sirve para estimar el volumen de madera ‘comercial’. Existen dos métodos para la cubicación de la madera :
- Madera en pie: Esencialmente para las talas rasas. La venta se hace en bloque. El precio del conjunto del rodal se determina antes de la explotación.
- Madera talada: Esencialmente para la madera de los aclarados. La venta se hace por categoría de producto. El precio se determina antes de la explotación.

Tala: La tala es la primera etapa de la explotación de los árboles. El árbol en pie se corta con ayuda de una motosierra o procesadora forestal es la primera etapa de la explotación de los árboles. El árbol en pie se corta con una motosierra o procesadora forestal. La procesadora forestal combina el corte y el desbroce de la madera. La productividad es mayor, las condiciones de trabajo y de seguridad para el conductor de la maquinaria son mejores y el rendimiento también.

Elaboración: El árbol se desrama y se corta siguiendo los criterios de calidad y de longitud propia cada usuario. El árbol talado se separa en 2 categorías:
- Madera de construcción: que proviene esencialmente de las talas rasas.
- Madera para triturar: que proviene esencialmente de las talas e claros.

Transporte y desalojo: Consiste en transportar los árboles talados hacia el lugar donde se va cortar, hacia una carretera o un lugar de almacenaje provisional. Para los claros, hay que considerar una precaución importante, no dañar los árboles que se quedan.
Además, la madera debe dejarse en un sitio accesible para poder transportarla después.

Transporte: Llevar al lugar donde se produce la transformación. El transporte se hace principalmente por carretera ya que las serrerías se abastecen generalmente a proximidad de su lugar de transformación.

Reacondicionamiento de la zona: Evacuación de desechos y limpieza del lugar de depósito

Salida al mercado de la madera: Se pueden aplicar diferentes métodos de venta en función de las situaciones. Para los lotes de talla pequeña, se suele escoger la venta de común acuerdo. Mientras que para los lotes más consecuentes se utiliza la licitación
- La venta de común acuerdo. El propietario y el explotador se ponen de acuerdo en el precio, sin que un tercero pueda intervenir. La ventaja de este método es la rapidez de la venta. También puede forjar lazos de confianza con el vendedor.
- La venta por licitación simple: Unos cuantos explotadores se reúnen para la venta de lotes. Esta consultación tiene como objetivo valorizar lo mejor posible la madera teniendo en clientela la utilización de la madera por cada comprador potencial. La apuesta financiera es importante.
- La venta conjunta con licitación en sobre cerrado: La venta se realiza en público. Los compradores envían por adelanto sus ofertas. Cada comprador atribuye o no un precio a cada lote.
Cada lote será adjudicado al mejor postor. Un lote se retira de la venta si no hay ninguna oferta o se la oferta es inferior al precio de la recogida del lote.

L'exploitation du Douglas

Usos:

El Douglas posee una madera de calidad que se utiliza en numerosos dominios:
- carpintería exterior e interior,
- estructuras,
- armazón,
- revestimientos...

La certificación PECF en la venta de madera:

La certificación PECF en la venta de madera:

En France, aproximadamente ¼ del bosque privado está certificado o en fase de certificación, y el 78% del bosque público francés tiene la certificación PEFC.

La certificación PEFC es una ventaja para el propietario. Permite abrirse a nuevos mercados y responder a las nuevas exigencias de los consumidores e industriales. Es una garantía de un desarrollo sostenible de los bosques.

Reglas que respetar:

- Asegúrese que los caminos forestales (los accesos) están cuidados para facilitar el acceso a la parcela, para el mantenimiento mecánico, el transporte, y el acceso de los bomberos en caso de siniestro. Estos caminos no tienen ningún impacto negativo sobre la producción
- Asegúrese de conservar los caducifolios en los lindes para disminuir los riesgos sanitarios, e igualmente restaurar la biodiversidad.
- Respetar los periodos de intervención favorables, para evitar compactar el suelo.
- Respetar las operaciones y los itinerarios silvícolas previstos, para moderar la proliferación de enfermedades.

Una tala rasa no quiere decir que el itinerario silvícola se ha terminado, ya que las parcelas serán nuevamente reforestadas.
Son estas reforestaciones constantes las que convierten al bosque francés en un recurso renovable y renovado.

Fuentes
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854