Hacer su propio compost

¡Es el oro del jardinero! El compost nutre todas las plantas, sin riesgo de excesos y no cuesta nada fabricarlo. ¿Entonces por qué pasar de él?

Hacer su propio compost

Más vale instalar el compuesto a la sombra, manteniendolo a distancia de los arboles.

Fabricar su propio compost no presenta ninguna dificultad. Le basta con dejar descomponiéndose un montón de materia vegetal. Si primero el material vegetal se ha triturado o cortado en trozos pequeños y el montón se remueve regularmente con una horca, las cosas irán más rápido y el resultado será más satisfactorio. El uso de un compostador de madera o de plástico está probado que es más práctico que un simple montón dejado en el suelo. Protegido de las inclemencias como el frío en invierno y el calor en verano, la masa de residuos en un compostador se transforma en humus de forma más regular, aunque tiene el inconveniente de que es más difícil removerla.
Hay que colocar el compost a la sombra y a cierta distancia de los árboles, pues sus raíces tienen tendencia a servirse de este maná puesto a sus pies, vaciando al compost de todas sus sustancias nutritivas.

Hacer su propio compost

Si ha puesto muchos tallos a compostar, Le hará falta también dar un poco de acelerador de compuesto.

Nutrido con mondaduras

Alimente su compostador a medida que obtiene restos vegetales. Las mondaduras, las flores marchitas, las hojas muertas y los restos de poda sirven perfectamente para este uso con la condición de no tener ninguna traza de enfermedad. Contrariamente a lo que se dice a menudo, el montón de compost no se calienta demasiado y los gérmenes y enfermedades pueden transmitirse por este medio. Igualmente, no ponga a compostar plantas con semillas, porque se arriesga a verse invadido cuando utilice el compost.

Puede empezar a compostar en cualquier época. El otoño y la primavera son, sin embargo, los periodos más favorables, obteniéndose compost por término medio un año y medio más tarde. El compost es en ese momento negro y tiene una textura grumosa. No debemos poder identificar los fragmentos que hemos puesto a compostar, pues si no es así debemos dejarles más tiempo para que se descompongan. Puede obtener humus en menos tiempo (un año aproximadamente) triturando sistemáticamente todos los vegetales y removiendo el montón cada mes. Le hará falta también aplicar un poco de acelerador de compost ( sulfato de amonio, no toxico) si ha puesto muchos tallos a compostar.

Hacer su propio compost

¡ El oro del jardinero !

Sirve para todo

Utilice su compost para enriquecer la tierra cuando plante vegetales: árboles, arbustos plantas perennes o anuales. De una ayudita a sus macizos dispersando algunos puñados de este abono a los pies de cada planta. Aligere las tierras pesadas y compactas incorporando un cubo de compuesto por metro cuadrado cada dos años. Nutra sus frutales esparciendo dos paladas al pie de cada árbol a finales del invierno. ¡ El compost se utiliza en todas partes del jardín !

A saber

El compost obtenido en casa y la tierra vegetal del comercio no son lo mismo. El humus que fabricamos nosotros juega un papel de abono, porque enriquece la tierra en la que lo mezclamos. La tierra vegetal o mantillo del comercio es un soporte de cultivo, es decir, reemplaza la tierra en las macetas. Un sustrato de fibras enriquecidas, no puede reemplazar al compost cuando plantamos un árbol, por ejemplo.

M. Jean-Michel GROULT
 
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854