Cosecha de la trufa

Las trufas del Perigord se deben cosechar maduras, de diciembre a finales de febrero / principios de marzo.
El Tuber melanosporum no emitirá su perfume característico que en el momento en que esté negra, en su plena madurez en los primeros fríos invernales.

Cosecha de la trufa

La trufa de Borgoña Tuber uncinatum se cosecha de finales de agosto a noviembre.

La Trufa de verano, parecida a la trufa de Borgoña se cosecha de mayo a mediados de agosto.

En función del suelo es posible plantar dos tipos de trufa, con la condición de que las parcelas estén separadas para poder cosechar las trufas seis meses al año !

El olor de una trufa en la tierra no es detectable por el hombre, a menos que tenga la nariz encima. Por esta razón un animal con el olfato más fino es indispensable. Podremos utilizar el perro, el cerdo o la mosca.

 
Cosecha de la trufa - Perro

El perro

Todas las raza y los bastardos convienen. Evitaremos sin embargo los perros adiestrados para la caza que podrían verse perturbados por los animales de caza de paso.

Podemos encontrar perros adiestrados por profesionales o adiestrarlos nosotros mismos con las técnicas y astucias a veces celosamente guardadas en secreto... Pero con un perro joven con el olfato fino y un amo cómplice, el adiestramiento no es finalmente muy complicado.

En cuanto el perro a sentido el olor de una trufa, este rasca el suelo con sus patas. El amo reemplaza al perro y cava el suelo con un instrumento hasta extraer con precaución la trufa. El perro recibe una recompensa, una croqueta o un trozo de carne, y así vuelve « patas » a la obra.

 
Cosecha de la trufa - Cerdo

El cerdo

Ya no se utiliza a penas: engorroso, menos móvil y mas cansino que el perro no debe adiestrarse, pero se le debe poner un bozal, porque busca la trufa para comérsela.

Además se excita rápidamente porque el olor de la trufa le recuerda al de la cerda en celo... esta visión folclórica merece la pena!

 
Cosecha de la trufa - Mosca

La mosca

La mosca que puede localizarse para la búsqueda de trufas es una especie de mosca muy particular: la Suilla gigantea.

Es mucho más elegante que sus « primas », con un cuerpo alargado de color marrón claro. Tiene un vuelo menos vivo, patoso, pesado inseguro porque está cargada de huevos y lista a aovar.

Va a posarse encima de la trufa, atraída por su olor y aova para que las larvas que salen de los huevos puedan alimentarse más tarde de la trufa.

Esta mosca es delicada: le hace falta una temperatura suave, seca y soleada.

Al llegar al sitio indicado, de cara al sol, es suficiente espantar a la mosca con una varilla localizando el sitio de donde se ha ido para cavar y extraer la trufa.

Después hay que tener la paciencia de localizar otras moscas encima de otras trufas.
Es un procedimiento utilizable cuando no tenemos un perro. Pero necesita de todas formas una buena vista y mucha experiencia.

 

Retenga de todo lo que precede que, es principalmente con un perro bien adiestrado que cosechamos.

 
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854