En caso de sequía o canícula

¿El termómetro se queda en lo alto y la lluvia se hace desear? Los vegetales sufren y pasamos de una situación de falta de agua a la de una sequía más prolongada. Les presentamos unos trucos para reaccionar en caso de urgencia.

En caso de sequía o canícula
En caso de sequía o canícula
Cuando el bol se vuelve amarillo, ya no es un estado de falta de agua, si no de sequía.

¿Sequia o falta de agua?

Los veranos pueden conocer periodos más o menos húmedos, antes o después de periodos de sequía y calor fuerte. Las plantas sufren con este brusco cambio de condiciones y tienen sed mucho más rápido. Pero hay dos estados a distinguir;

- la falta de agua: la planta ralentiza su crecimiento per muestra pocas señales de sufrimiento. Los capullos de las flores (para los vegetales que florecen en verano) se caen o no se forman más, las hojas caen un poco más que de costumbre (dan una impresión de otoño precoz), pueden coger un tinte mate y marchitar un poco. Un poco de riego y todo vuelve a la normalidad.

- El estado de sequía: Las hojas viejas se acartonan, a menudo sin caer del tallo, toda la planta se quema, las yemas y las hojas jóvenes marchitan. A veces, la corteza puede resquebrajarse. En este caso, a la planta le hará falta más tiempo, a veces un año entero para volver a recuperar.

En caso de sequía o canícula
Prepare una cubeta para aumentar la capacidad de riego a los pies, si necesario.

Riegue en cuanto el follaje se pliegue

Las plantas que exigen mucha agua ven su follaje tomar primero un tinte un poco pálido, luego se reblandecen muy rápido. Riéguelas a partir de este estado, sin exceso (5 litros por 1 m² por ejemplo). Esto las mantiene en ese estado, aún si el agua puede faltarles un poco, pero no corren el riesgo de encontrarse en estado de sequía.

En caso de sequía o canícula
Un empajado poco estético pero eficaz en caso de sequía.

¿No tiene pajote? ¡no tenga miedo!

Cuando el tiempo es seco, al diablo la estética si se trata de salvar las plantas. Cualquier materia que pueda cubrir el suelo es buena; cartón recuperado, deshechos verdes, viejas moquetas… Puede también extender viejas tejas directamente en el suelo, o piedras. Atención sin embargo; estos materiales almacenan el calor y reenvían la luz del sol a la parte baja de las hojas. El empajado protege las raíces y el tronco, a veces, en detrimento del follaje.tion toutefois : ces matériaux emmagasinent la chaleur et renvoient la lumière du soleil vers le dessous des feuilles. Le paillis protège les racines et la souche, parfois au détriment du feuillage.

En caso de sequía o canícula
Más vale cortar severamente: ¡ya volverá a empezar de nuevo !

Si no puede regar

En caso de sequía, la mejor solución será la de podar los vegetales que no puede regar. No dude en cortar las ramas a la mitad. ¡Más vale esto que perder la planta! En algunos casos, los vegetales se ponen a descansar, como si se tratara del invierno. Este fenómeno se produce cuando el tiempo se seca progresivamente y no de golpe. Lo llamamos estivación, como la hibernación. Cuando las condiciones se vuelven más húmedas, la planta forma nueves hojas como en primavera, y en este caso teme un final de otoño que vería llegar las heladas demasiado pronto. Algunos sujetos, como los manzanos, pueden ponerse a florecer en otoño, y como por supuesto las flores no tienen tiempo de producir frutas viables antes del invierno. ¡No todo se ha terminado cuando la lluvia vuelve!

M. Jean-Michel GROULT
 
Pépinières PLANFOR
1950 Route de Cère
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854