Français Español Português English


Mi cuenta
Contactarnos
913.753.030
(Coste llamada local)

Regar las plantas de interior o en maceta

Las plantas cultivadas en macetas y en jardineras no pueden por ellas mismas ir a buscar el agua que les hace falta. Tiene por tanto una gran responsabilidad con estas protegidas!

No hay una regla precisa para regar las plantas en maceta. Olvide los consejos de tipo « regar dos veces por semana » porque les animan a cometer errores, regando demasiado o no lo bastante. Es mejor evaluar las necesidades de la planta y responder a estas adaptándose. Si es un principiante, tranquilícese: lo hará bien rápidamente !

Tocar, el buen método

Empape la superficie de la tierra de la maceta y deje el exceso de agua colarse durante unos minutos. Poniendo la mano en la superficie de la tierra, sin apoyarse, se dará cuenta de la presencia del agua. Si espera un poco, por ejemplo, después de un día en el que no ha hecho mucho calor, la superficie le parecerá húmeda, ni empapada, ni seca. Si aprieta bien la tierra, puede que sienta mejor la sensación de humedad. Y si espera aun más, la sensación corresponde a la de tocar un superficie seca. Aun apretando fuertemente, imposible de detectar la presencia de agua. La tierra está por tanto seca al tocarla y hay que regar.

Qué cantidad ?

La cantidad que debe aportar varia según el volumen de la maceta y por tanto de la talla de la planta. Una maceta pequeña se deseca más rápidamente que una grande, que tiene más inercia. En la práctica, dele tanta agua como sea necesaria para que la superficie de la tierra no esté seca al tacto, pero tampoco empapada. No deje el platillo con agua permanentemente: las plantas no soportan tener sus raíces a remojo en el agua y estas se pudren, con muy pocas excepciones.

La forma más práctica de regar, es de poner en remojo la maceta en un cubo de agua durante una media hora, dejar el exceso escurrir y de volver a poner la planta en su sitio.

Las macetas con reserva de agua

Es verdad que le quitan la tarea de regar. Pero no tienen solamente ventajas si no se usan con prudencia. Primero, no las use al exterior, úselas solo en interior. Después de una tormenta o de un chaparrón, se transformarían en acuario y sus plantas se pudririan rapidisimamente !

En interiores, resérvelas únicamente a las plantas robustas, que admiten ver sus raíces en contacto permanente con el agua, como los papiros ( Cyperus alternifolia). Para este tipo de vegetales, la maceta con reserva de agua es lo ideal.

Cal en la tierra

De tanto regar con agua caliza, se forma una costra anti estética en la tierra e incluso al exterior de las macetas de tierra. Además de su aspecto nada estético, esta costra no es sana para la planta. Quitela cepillando la maceta y controle que riega lo más a menudo posible con agua que no sea caliza, como el agua de lluvia o el agua del grifo con el zumo de un limón por 5L de agua.

Cuidado con coger frío !

Ultima precaución cuando riega plantas en maceta, especialmente en interiores: vigile que el agua no esté demasiado fría. Un agua muy fría provoca un estrés importante en una planta de interior en invierno. Sus raíces pueden morir, haciéndola marchitarse aunque la tierra está encharcada!. Más vale dejar el agua ponerse a temperatura ambiente antes de usarla. O ponga agua templada ( unos 20°C) en la regadera a la hora de regar.

M. Jean-Michel GROULT
 
Pépinières PLANFOR
RD 651
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854