Herbicida térmico

Es una técnica reciente que se basa en una idea simple: calentamos las plantas, destruyéndolas sin productos químicos y sin esfuerzos. Un método eficaz pero que no es universal.

El principio

El desherbado térmico se efectúa con un aparato que produce llamas, como un soplete portátil. Al entrar en contacto con la llama, los tejidos vegetales explotan y mueren rápidamente. Para ser eficaz no hay que quemar la planta, solo calentarla, por ello no hay que insistir con la llama. Puede resultar paradójico, pero cuanto más se calienta, menos eficaz resulta el método. De hecho, si quemamos la planta, las partes que están intactas cicatrizan y brotarán aun mejor. Si se contenta con darle «un calentón» a la planta estropeará sus tejidos, lo que la debilitará. Si se trata de una plántula, no tendrá la fuerza para volver a brotar. El error consiste en quemar las malas hierbas : ¡estas brotarían de nuevo!

Herbicida térmico

Pasar varias veces

Para un buen desherbado térmico, prevea realizarlo varias veces, para agotar progresivamente las plantas que intentan rebrotar después del pase anterior, pues es difícil deshacerse con este método de plantas con raíces profundas como el diente de león o la grama. Las plantas con hojas anchas y con raíces poco profundas, como el llantén, se controlan perfectamente de esta manera. En los caminos, en la huerta entre las hileras y en sitios de acceso difícil (entre dos baldosas, por ejemplo), el herbicida térmico es interesante. Por supuesto no lo use en zonas donde el fuego está prohibido, en las malezas secas ni en el césped, pues corre el riesgo de estropearlo.

Ventajas irrefutables

Desherbar con una llama es controlar, sin cansarse, las plantas que le molestan. Conservará limpios sus caminos sin usar productos químicos, solo pasando la llama. Y detendrá limpiamente las plantas que amenazan con crecer y florecer formando muchas semilla, como el cardo borriquero y las ortigas. Es una solución práctica cuando llega el fin de semana, y no tenemos tiempo.

Para mantener limpios de hierbas grandes superficies hay modelos adaptados, fijados en carros y alimentados por una gran bombona de gas.

Herbicida térmico

Algunos inconvenientes

El paso de la llama por el suelo tiene efectos no deseados, hay que reconocerlo. En primer lugar, el calor puede herir animales útiles que reptan por el suelo, como los cárabos, las tijeretas y las cochinillas. El calor tiene como principal inconveniente el despertar semillas que dormían. Ahí donde había alguna plántula, el paso de la llama hace brotar grandes cantidades de malas hierbas. Pasar una segunda vez, unos días más tarde, es necesario. Finalmente, el herbicida térmico es menos eficaz en la gravilla, porque las plantas están mejor protegidas que en otros lugares y brotan más fácilmente después del "calentón".

M. Jean-Michel GROULT
 
Pépinières PLANFOR
RD 651
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854