Escoja la prevención

Para tener un jardín con buena salud, la mejor solución sera siempre evitar los problemas. La prevención es la mejor aliada del jardinero, para evitar que no se desarrollen las enfermedades y los estragos. Por supuesto, siempre se encontrara con pequeños problemas. ¿pero vale la pena preocuparse?

Escoja la prevención

Limite los riesgos

La mejor forma de prevenir las enfermedades en el jardín, consiste en reducir los riesgos del problema. Tenga particularmente cuidado en no plantar una planta en un sitio que no le conviene.
Un vegetal que no está agusto es un vegetal menos vigoroso. Es forzosamente más sensible a las enfermedades. Las plantas de tierra de brezo (camelias, rododendros, azaleas..) cultivadas en un suelo calizo o plantas que exigen mucha aguas plantadas en una tierra seca van a sufrir y enfermara.
Piense a sus plantaciones escogiendo las que están adaptadas a las condiciones de su jardín: es el mejor remedio para evitar los problemas... ¡sin crearlos!

Escoja la prevención

Escoja las buenas variedades

Incluso al interior de un grupo de plantas (los rosales, por ejemplo), algunas variedades son más sensibles que otras a las enfermedades.
A menudo, las formas salvajes, es decir que parecidas a los congéneres que crecen en la naturaleza, son a menudo menos enfermas que las formas horticolas, con flores muy sofisticadas.
En el escaramujo (la rosa salvaje la más conocida), no vemos nunca trazas de enfermedades, manchas negras, mientras que en la « Paul neyron » las hojas se manchan con tiempo húmedo. ES la misma cosa con los arboles frutales, las verduras, etc.
Cuando acentuamos la productividad de una variedad o la belleza de sus flores, esto quiere decir a menudo que no es especialmente resistente a las enfermedades... ¡No existe la planta perfecta, bella y generosa que no necesita ningún cuidado y que resiste a todas las enfermedades!

Escoja la prevención

¡Aire!

Dejar bastante espacio entre las plantaciones es un buen reflejo para mantener su jardín con buena salud. Cuando las plantaciones son muy densas, el aire circula mal, lo que favorece los ataques de hongos (el oidium, la roya, las manchas en las hojas, etc). Los insectos picadores particularmente la cochinilla, proliferan agusto, bien protegidas de sus predadores naturales. Es la razón por la cual se aconseja siempre de podar para airear el corazón del ramaje: esto limita los riesgos de enfermedades en este sitio.

Evite, por otra parte, de crear masas muy grandes de la misma planta. Basta con que un destructores se instale y el contagio a todo el conjunto está asegurado. Por ejemplo, deje un espacio entre los pies de los lirios, ya que el criocero, un insecto rojo que roe sus hojas, atacara todos los pies si estos están agrupados. Varíe las plantaciones de forma a no crear un alineamiento de rosas, lavandas, etc. En el jardín, como en las comidas: ¡varíe para equilibrar!

M. Jean-Michel GROULT
 
Pépinières PLANFOR
RD 651
40090 UCHACQ - FRANCE
Tel : 913.753.030
Fax : 0033 558 064 854